Vivienda para personas mayores

Viviendas adaptadas

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta si pensamos en viviendas para personas mayores?

Una vivienda destinada al confort de personas mayores debe estar diseñada y adaptada para satisfacer sus necesidades específicas, teniendo en cuenta las posibles limitaciones físicas y la comodidad en la tercera edad, con el objetivo de permanecer el máximo tiempo posible en el espacio que consideramos nuestro hogar.

A continuación, enumero algunas características importantes que debería tener una vivienda para personas mayores:

  1. Accesibilidad: La vivienda debe ser accesible, eliminando barreras arquitectónicas que dificulten el desplazamiento de personas con movilidad reducida. Rampas, ascensores o sillas salva escaleras pueden ser útiles para facilitar el acceso a diferentes niveles de la vivienda.
  2. Espacios amplios y sin obstáculos: Los espacios interiores deben ser lo suficientemente amplios y sin obstáculos que dificulten el movimiento, permitiendo el uso de sillas de ruedas o andadores si fuera necesario.
  3. Planta baja o ascensor: Siempre que sea posible, es preferible que la vivienda esté en una planta baja para evitar el uso constante de escaleras. En edificios de varios pisos, contar con un ascensor es esencial para la comodidad de las personas mayores.
  4. Baños adaptados: Los baños deben contar con suelos antideslizantes, duchas a nivel del suelo, así como ayudas técnicas y otros elementos que aumenten la seguridad y faciliten el aseo personal.
  5. Buena iluminación: Una iluminación adecuada en toda la vivienda es esencial para mejorar el confort, prevenir caídas y para ayudar a personas con problemas de visión.
  6. Diseño ergonómico: Los muebles y elementos de la vivienda deben estar diseñados de manera ergonómica para facilitar su uso y reducir la tensión en las articulaciones.
  7. Sensores y sistemas de seguridad: Comunicación con tu círculo cercano, mediante la incorporación de sensores de movimiento y sistemas de seguridad, como alarmas de emergencia o monitoreo médico, puede brindar tranquilidad tanto a las personas mayores como a sus familiares.
  8. Buena ventilación y climatización: Un ambiente bien ventilado y una climatización adecuada son fundamentales para garantizar el confort y la salud de las personas mayores.
  9. Espacios al aire libre seguros: Si la vivienda cuenta con áreas al aire libre, como balcones o patios, es importante asegurarse de que sean seguras y estén bien mantenidas.
  10. Servicios cercanos: La ubicación de la vivienda en relación con servicios médicos, farmacias, tiendas y transporte público es relevante para facilitar la vida diaria de las personas mayores.
  11. Comunidad y vida social: Vivir en un entorno donde se fomente la interacción social y la participación en actividades puede contribuir significativamente al bienestar emocional de las personas mayores.

En general, una vivienda destinada al confort de personas mayores debe estar diseñada con un enfoque centrado en la persona y sus necesidades, promoviendo su independencia y seguridad. Cada caso puede ser diferente, por lo que es importante considerar las necesidades específicas de la persona mayor y adaptar la vivienda en consecuencia.

Contáctanos
close slider
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?👋
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?