Arquetica

Artículo – Cohousing Senior, cuando lo colectivo y comunitario se unen

Grupo gente mayor feliz

Antes de hablar sobre Cohousing Senior, debemos entender qué es el cohousing o vivienda colaborativa.

El concepto nace en la década de los sesenta en el norte de Europa y va más allá del propio concepto de vivienda compartida, es una forma de vida en comunidad. Pero, de qué va este tipo de “convivencia”. Está basada en el consumo colaborativo, donde un grupo de individuos con valores comunes y una forma de vivir similar, deciden diseñar un espacio a su medida.

cohousing senior

Este espacio de co-vivienda responde a las decisiones que toma en grupo en relación con sus valores y necesidades comunes, además de incorporar conceptos de sostenibilidad y eficiencia en el uso de los recursos, siempre con el común denominador de generar una comunidad de personas que cooperen entre sí.

Cabe destacar que, en el movimiento Cohousing, la independencia no se pierde en ningún momento, teniendo cada uno de sus habitantes, espacios privados para desarrollar sus actividades individuales o familiares.

Un beneficio inherente del Cohousing es que permite a los individuos del grupo evitar una vejez en soledad, encontrando en la comunidad una nueva familia que garantiza una mejor calidad de vida. Como derivada de este beneficio nace el Cohousing senior, dirigido a aquellas personas que se plantean, en su madurez, una vida en común con otras personas de su mismo perfil, necesidades e intereses.

Cohousing Senior

Personas mayores ejercicios

En estos modelos se desmitifica la idea de que una persona mayor es inactiva, dependiente y vulnerable. En estas estructuras de vivienda, los adultos mayores son piezas fundamentales para la sostenibilidad de los mismos espacios vitales.

Este tipo de estructuras parten de la realidad presente de que ahora vivimos más años, con más salud y energía.

En el Cohousing senior se busca que las personas tengan una mejor calidad de vida con mejores servicios, compañía, libertad, espacio y personas con las que puedan conectar y compartir.

Evidentemente son espacios adaptados a las necesidades y capacidades del grupo, “tercera y cuarta edad”, con una previsión presente y futura.

Una de las principales diferencias entre el Cohousing Senior y las residencias, es que el primero la comunidad es autogestionada, el grupo es el que toma las decisiones sobre los espacios, las necesidades a cubrir, los cuidados, el porqué, el cuándo y el cómo…, respetando al máximo las identidades personales y familiares, así como sus espacios privados, Sin horarios y/o rutinas que van más allá de lo deseado individualmente o pactado por el colectivo.

Por eso en Arquetica, apostamos por este tipo de proyectos donde la independencia y autonomía son valores inherentes de la propuesta, sin perder la visión de comunidad ni de convivencia. Respetando al individuo, por encima de sus condiciones vitales. Además de responder tanto, a las necesidades sociales como espaciales del perfil de la tercera edad.

¿Qué opinas del Cohousing? ¿Te parece una alternativa interesante para ti o los tuyos?

Visita nuestra publicación en Instagram y déjanos tus comentarios.